LEGISLATURA PROVINCIAL : Diputados bonaerenses aprueban la Ley que le permitirá al Poder Ejecutivo desarrollar su plan de financiamiento.

Diputados aprobó el endeudamientoo que contempla una autorización para tomar deuda por 500 millones de
dólares y 28 mil millones de pesos.
La iniciativa, girada al Senado para que la sancione de inmediato, fue consensuada entre el oficialismo y la oposición tras intensas negociaciones de las que participaron también intendentes de Juntos por el Cambio y funcionarios
provinciales.
En una reunión que mantuvieron en el despacho del ministro de Hacienda provincial, Pablo López, los legisladores e intendentes lograron acordar el proyecto que otorga fondos extra a los municipios.
Allí, el presidente de la Cámara baja, Federico Otermín, legisladores de ambas bancadas y los intendentes de La Plata, Julio Garro, y de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, entre otros, sellaron el acuerdo que posibilitó el tratamiento del proyecto que, por contener un endeudamiento, requería del voto de los dos tercios de los diputados.

La iniciativa autoriza a la Provincia a tomar deuda por 500 millones de dólares y 28.000 millones de pesos con organismos multilaterales de crédito para atender la crisis sanitaria, realizar obra pública y afrontar pagos con los proveedores estatales de la gestión anterior.

 

El diputado del Frente de Todos Juan Pablo de Jesús explicó en el recinto que el  acuerdo con la oposición  contempló que esos 500 millones serán divididos en tres  créditos con destinos específicos.
Un total de 200 millones serán destinados a financiar proyectos de seguridad vial, como obras de ampliación,  ensanche y/o duplicación de calzada, de rehabilitación y puesta en valor de la infraestructura existente.
Otros 100 estarán destinados a mejorar los programas educativos y de salud y los 200 restantes a mejoras habitacionales y de acceso a la vivienda y a la ampliación de las redes de agua potable, cloacas y saneamiento.

Alivio a las arcas comunales

El acuerdo contempló además el pedido de los intendentes de diferir el pago de la ayuda que el Gobierno provincial les envió para hacer frente a la pandemia y que debían comenzar a hacer desde este mes.
Por ello, se consensuó que los 4.500 millones de pesos que debían empezar a devolver las comunas lo harán en 18 cuotas desde enero próximo y además el Gobierno otorgará otros 3.000 millones en dos cuotas: una la semana próxima y otra en los primeros días de septiembre.
«Esto es un alivio para las finanzas de los municipios porque de los 14 mil millones que les giró el gobernador debían devolver 4.500 y eso se posterga hasta el próximo ejercicio fiscal«, detalló De Jesús.
También se acordó conformar dos mesas de trabajo que se realizarán la semana próxima, una de las cuales será por el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) 2020, donde el compromiso es comenzar a otorgar el financiamiento del anticipo del 30 % de las obras solicitadas por los municipios formalmente en condiciones.

Bono para proveedores

El proyecto contempla también la emisión de un bono para proveedores por un total de 20 mil millones de pesos, que permita la cancelación de la abultada deuda que heredó la actual gestión con los proveedores de la Provincia.
Además, prevé una autorización de ampliación por hasta 8 mil millones de pesos para la emisión de Letras del Tesoro, un instrumento de financiamiento en pesos en el mercado local que utiliza la provincia de Buenos Aires.

Voces del oficialismo y la oposición

El diputado provincial de Juntos por el Cambio Daniel Lipovetzky explicó que «queríamos información sobre cuáles eran las obras para el que iba a ser destinado el endeudamiento con los organismos internacionales por 500 millones de dólares que  propuso el gobernador, y también que parte de la deuda sea destinada a asistir a los
municipios que están viviendo una situación complicada en el marco de la pandemia».
El legislador aseguró que «desde la oposición no ponemos palos en la rueda sino que buscamos darle herramientas a los gobiernos para tratar de solucionar los problemas que genera la pandemia».
En la misma sintonía se pronunció su par de bancada, Alex Campbell, quien detalló que «hoy más que nunca tenemos que estar acompañando a los intendentes que son el primer contacto con los vecinos, por eso solicitamos que se cancelen todas las deudas con los municipios y se agreguen fondos extra para ayudar a los 135 intendentes en este momento crítico».
«Nuestra actitud es el diálogo y el consenso para garantizar la gobernabilidad. Lo que pedimos la semana pasada fue más ayuda para nuestros municipios, además de contar con información clara y detallada de las obras para poder decidir y votar lo que creemos mejor para los vecinos de la Provincia», concluyó.
En tanto, el titular de la bancada del Frente de Todos, Facundo Tignanelli, aclaró que «no había mala intención de Gobierno de incorporar algunas modificaciones propuestas por la oposición», aunque lamentó que no se pudo llegar al acuerdo la semana pasada.
El legislador cuestionó la actitud de la exgobernadora María Eugenia Vidal, a quien le  atribuyó la «responsabilidad de haber hecho fracasar la sesión la semana pasada».
En tanto, el vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, Adrián Urreli (JxC) precisó que «hemos dado muestras una vez más de ser una oposición razonable, que buscó desde el principio no poner palos en la rueda».
«Por eso, acompañamos el endeudamiento solicitado por la Provincia, como hemos acompañado otras iniciativas, para esto hemos pedido precisiones sobre el destino de estos recursos», afirmó.
La diputada provincial por el Frente de Todos oriunda de Junín Valeria Arata celebró el consenso logrado en la sesión de hoy y expresó: «Finalmente hemos logrado llegar al consenso necesario para dotar al gobernador de las herramientas que necesita para gestionar en esta crisis por una pandemia sin precedentes».
«Luego de una semana de mucho trabajo, y gracias a la vocación del gobernador, logramos avanzar en la Ley Financiera, que le permitirá al Poder Ejecutivo desarrollar su plan de gobierno, siguiendo con las políticas de asistencia a los municipios y los compromisos asumidos desde el inicio de su gestión», afirmó la legisladora por la Cuarta Sección.
«Celebramos que en la oposición haya primado la coherencia. Finalmente el sentido común se impuso a la estrategia de una minoría de legisladores de Juntos por el Cambio que, motivados por la exgobernadora, buscaban poner palos en la rueda a la gestión de Axel».
«Evidentemente, los legisladores de Juntos por el Cambio quedaron expuestos y sintieron la presión de los bonaerenses que están exigiendo que la clase política  priorice encontrar soluciones a los problemas reales, en vez de estar en la búsquedas de votos», cerró.

 

 

Sergio Stadius

Periodista en Medios y Política. UBA - Ex jefe de Prensa del IRAM. Director Hurlingham en Movimiento y de Revista Líder.