Política

Julio Cobos presentó a su equipo de campaña en el Hotel Colón

Julio Cobos presentó, en los salones del Hotel Colón de la Capital Federal, a su equipo técnico y a las que serán sus propuestas de gobierno para 2011 en lo que es virtualmente su lanzamiento oficial en la carrera por la primera magistratura.

En un conferencia de prensa posterior, Cobos abandonó el tono centrado y monocorde para ensayar ayer un discurso de campaña más encendido con críticas a la política oficial por las ocupaciones en Villa Soldati pero también a la intervención del Fondo Monetario Internacional en el INDEC. «Celebramos que se empiece a reformular el INDEC con ayuda internacional o lo que sea, pero yo creo que no hace falta porque acá tenemos muy buenos técnicos», disparó el vicepresidente en el primer piso del hotel Colón, a metros del Obelisco porteño.

Fue la primera crítica explícita de Cobos al giro del Gobierno de Cristina de Kirchner, quien, tras la muerte de Néstor Kirchner, aceptó la revisión del sistema de estadísticas y de los índices de precios a través del FMI. El vicepresidente buscó así recuperar terreno perdido en la interna radical con Ricardo Alfonsín y también reposicionarse como rival del oficialismo tras la andanada de críticas padecidas en el funeral de Kirchner, donde fue el principal blanco no sólo de militantes sino también de ministros y funcionarios del Gobierno nacional.

Cobos presentó así el programa «La Argentina que queremos. Continuar, mejorar e innovar», como una clara señal de que será precandidato presidencial en la interna de la Unión Cívica Radical. En los pasillos del hotel donde se realizó el acto comenzó a sonar incluso el nombre del Rodolfo Terragno como potencial compañero de fórmula del mendocino, aunque el intendente cobista de Junín, Mario Meoni, tampoco descartó presentar ante la convención nacional del partido una moción de acuerdo con sectores del peronismo disidente encabezados por Francisco de Narváez. «Cobos nos pidió a todos los referentes radicales de Buenos Aires, incluido Ricardo Alfonsín, que redoblemos esfuerzos en la provincia», explicó Meoni.

Rezagado en el fondo del salón, donde circulaban copas de champán mientras Cobos oficiaba como único orador, el ex jefe del bloque UCR en Diputados, el cordobés Oscar Aguad, celebraba las palabras del vicepresidente y aseguraba que el acuerdo entre el alfonsinismo, el socialismo de Hermes Binner y el GEN de Margarita Stolbizer será sólo un «pacto ideológico que no alcanza». «Acá hace falta un acuerdo programático; si no, vamos a repetir los errores de la Alianza», se quejaba Aguad.

El mendocino, acompañado por el diputado bonaerense Daniel Katz, el senador correntino Eugenio «Nito» Artaza, los intendentes de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo, de San Isidro, Gustavo Posse; la dirigente Cecilia Moreau, el correntino José Roldán, el catamarqueño Pedro Molas y el santafesino Arnoldo «Lolo» Duarte, entre otros, se quejó también del descontrol vivido desde hace una semana en Villa Soldati: «Hemos visto que la ciudadanía, buscando atajos por sus demanda insatisfechas y por derechos justos, viola la ley y aparece el descontrol, un enfrentamiento entre pobres y pobres intentando buscar el lugar ausente del Estado».

«Este es un problema estructural. No es de un Gobierno sino de una sucesión de gobiernos y es responsabilidad de todos», indicó Cobos, quien después de las fiestas de fin de año iniciará sus vacaciones en Mar del Plata.

El vicepresidente también cuestionó que a la gente «no le interese la corrupción». «No puede ser que las encuestas muestren que a la sociedad no le interese la corrupción. La honestidad tiene que ser la base de la construcción de la Argentina y la sociedad debe juzgar hacia arriba», señaló Cobos.

Además, el cobismo definió al presidente de la UCR, Ernesto Sanz, como un virtual operador de Alfonsín en la interna radical. «A Sanz se lo vio participando de los actos de campaña del alfonsinismo y su repentina precandidatura presidencial pretende instalar la idea de que Cobos ya se bajó de la pelea. Esto no es así», advirtió Meoni.

También la senadora Laura Montero fustigó a Sanz y explicó que el senador no tiene «un nivel de conocimiento suficiente» en la sociedad como para ser candidato a presidente. «El candidato tiene que tener un nivel de conocimiento (en la sociedad) y de aceptación que yo creo que Ernesto Sanz aún no tiene», advirtió Montero.

«Sanz podrá tener buena relación con los medios, con algunos sectores, pero no creo que esté instalado lo suficiente como para llegar a tener un posicionamiento concreto», explicó la ex ministra de Economía de Cobos en Mendoza.

El discurso de Cobos incluyó además una fuerte exhortación a la independencia de los jueces: «No alcanza con reformar la composición del Consejo de la Magistratura; hacen falta además jueces que estén dispuestos a tomar las resoluciones que hagan falta para garantizar la independencia de la Justicia».

Sergio Stadius

Periodista en Gremios, Política. y Medios UBA - Ex jefe de Prensa del IRAM. Director Hurlingham en Movimiento y de Revista Líder.