Manifiesto sobre la olvidada “Guerra del Paraná”

EN 1845, EL PUERTO DE BUENOS AIRES FUE BLOQUEADO POR UNA FLOTA ANGLO-FRANCESA QUE INTENTÓ AGRESIVAMENTE IMPONER SU FUERZA NAVAL PARA OBTENER LA LIBRE NAVEGACIÓN DEL RÍO PARANÁ.

Por: VIRGINIA BOTANA

Uno de los segmentos de la historia argentina mas heroicos_  y muy injustamente minimizado en los manuales de historia argentina como un “titulo menor”_fue la gesta desigual y sufrida  que llevaron adelante los argentinos que lucharon con su sangre y cañones ante la escuadra anglo-francesa en el año 1845,  en Obligado, San Pedro, Buenos Aires,

Venían subiendo por el Paraná 11 barcos de guerra, fuertemente armados con  cañones, – seis ingleses y cinco franceses- ,y encabezaban una avanzada de  casi ochenta barcos mercantes que tenían toda la intencionalidad de apropiarse  de parte de los ricos territorios costeros de la mesopotamia rioplatense , con la  escusa política de reorganizar la gobernación del Gral Juan Manuel de Rosas,  apuntándose también para establecer  coloniaje en las costas de Paraguay  y sur de Brasil .

En este contexto invasor Rosas pone al frente de la resistencia bélica al Gral  Mansilla , quien manda construir cuatro plata-formas a los artesanos y obreros  de la localidad para colocar cuatro baterías principales : tres sobre las barrancas  y una a nivel del río, en la costa.  Asimismo coloca un pontón de 24 barcos,  sobre los que ubica las famosas tres cadenas con el que preten-den de cortar el  acceso de la escuadra anglosajona río arriba y establece un campamento con  una milicia de alrededor de 2300 hombres en ambas orillas.
Pese a ser insuficientes las municiones  y armas ,  las tropas de Mansilla abren la lucha:  21 baterías en total , contra 20 cañones con los que contaba cada embarcación de guerra del enemigo.
En un planteo desigual y ante la superioridad técnica y de hombres de la escuadra , luchan nuestros patriotas en el barro de las barrancas, Traen municiones y pertechos  por tierra, por senderos y caminos precarios, abiertos en la selva ya que la via  fluvial esta totalmente tomada por los enemigos.

En realidad la en “Vuelta de Obligado” se pierde la batalla porque finalmente,  tras muchas bajas de nuestros compatriotas, los invasores logran romper las  cadenas y avanzar.  Mansilla luego retoma la acción y con una estrategia casi de  guerrilla ataca  sin tregua  con escaramuzas y cañoneos a la flota desde las dos orilllas . Estas acciones duran casi cuatro años, y finalmente los  invasores, que no logran avanzar en su plan de colonia mas allá de Obligado  y San Pedro, capitularían  ante Rosas. Allí se gana la sangrienta guerra del Paraná.  La escuadra inglesa se retira a los dos años y la  francesa  cuatro años después de iniciado el conflicto.
Tal fuera el heroísmo y entrega de soldados y pobladores de la región, que el Gral. San  Martín desde su retiro en Francia y con mas de 67 años de edad, le envia una misiva a Rosas indicando que “ Si sus servicios fueran de alguna utilidad a la  Patria, contara con ellos” y le remite el histórico “sable corvo” que utilizara en las guerras de la emancipación contra los españoles.

Sergio Stadius

Periodista en Medios y Política. UBA - Ex jefe de Prensa del IRAM. Director Hurlingham en Movimiento y de Revista Líder.