Micheli exigió “una mesa para discutir los temas que hemos planteado”

El secretario General de la CTA, Pablo Micheli, reiteró su reclamo de “diálogo” con el Gobierno nacional y confirmó que tras el paro del 10 de abril volverán a reunirse las distintas centrales obreras para evaluar los alcances de la medida y “ver cómo se continúa”.

De todos modos, el dirigente estatal se diferenció de sus pares Luis Barrionuevo (CGT Azul y Blanca) y Hugo Moyano (CGT Azopardo), al señalar que “no tenemos una agenda en común” con la mesa sindical y aseguró que con ellos tampoco comparte un “modelo de país o sindical”.

Asimismo, rechazó la posibilidad de una salida anticipada de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, tal como sugirió el líder gastronómico porque “lo mejor sería que termine su mandato y lo termine bien y no peleada con el pueblo”.

“Me parece que se está peleando (por la Presidenta) cada vez más con el pueblo por eso el paro fue de la contundencia que fue”, aseveró en diálogo con Radio Nacional Rock.

En tanto, sostuvo que “todos queremos que no haya paro y que haya diálogo, pero el diálogo no aparece. Estamos en una situación complicada”, al tiempo que insistió en el reclamo al Gobierno de “una mesa para discutir los temas que hemos planteado”.

Además, adelantó que en los próximos días el sindicalismo que convocó al Paro Nacional del 10 de abril se reunirá para evaluar el alcance del paro y analizar “cómo se continúa”.

Micheli admitió “posturas enfrentadas” al respecto entre gremialistas y señaló que según “se comenta en los medios” Barrionuevo “quisiera hacer un paro antes de que termine abril y Moyano y yo queremos un paro más adelante”.

Reivindicaciones históricas
Consultado sobre el proyecto del Gobierno contra el trabajo informal y la posibilidad de una suba en el mínimo no imponible, Micheli dijo que “queremos que haya un decreto presidencial pasando a planta permanente a todos los trabajadores contratados del Estado. Si ocurre eso mañana empezamos a discutir de otra manera” y “resolvemos el problema”.

“Está bien que se persiga al trabajo no registrado, en negro y que se trate de resolver”, pero “si esto no es empezado por el Estado, es poco creíble hacerlo en el sector privado”; al referirse al Ministerio de Trabajo dijo que es un organismo donde hay muchos “compañeros que están trabajando precarizadamente”.

Por eso, pidió que se convoque a los sindicatos para que formen parte del control.

Micheli también reiteró sus críticas al Impuesto a las Ganancias: “Lo más fácil es cobrable a los que menos tienen porque son más. Esa es una política de un gobierno conservador”.

En cuanto a su relación con Moyano y Barrionuevo, destacó que si bien tienen “profundas diferencias” todos “nos juntamos cuando hay unidad de acción, pero no tenemos un modelo de país ni sindical que compartamos”.

Fuente: Agencia DyN

 pablo-10

Sergio Stadius

Periodista en Medios y Política. UBA - Ex jefe de Prensa del IRAM. Director Hurlingham en Movimiento y de Revista Líder.